¡Alerta el colesterol infantil es una realidad!

Colesterol Alto

Anuncio

En otros tiempos habría sido imposible creer que nuestros hijos pudiesen estar viviendo enfermedades de adultos, como decían las abuelitas. Pero en la actualidad la hipercolesterolemia infantil es más común de lo que pensamos y está siendo tratada de manera equivocada.

¿Por qué? Porque a niños de 8 años con diagnóstico de hipercolesterolemia, se les está recetando lovastatina y dieta al desayuno de medio pan batido o marraqueta con margarina y leche descremada, poco nutritiva y dañina.

Anuncio

El colesterol alto puede controlarse de manera alimenticia, dando aumento a algunos nutrientes específicos.

El colesterol es infaltable para nuestra vida pues cumple funciones muy importantes, como por ejemplo, ser el precursor de hormonas sexuales como la progesterona, la testosterona y los estrógenos.

Asimismo actúa como precursor de cortisol, hormona encargada del metabolismo de grasas y carbohidratos, la que a su vez cumple funciones a nivel de azúcar sanguíneo, y de aldosterona, hormona que se encarga de la secreción de potasio y la conservación del sodio.

El colesterol también es vital en la producción de vitamina D y las sales biliares, que son esenciales para la absorción de algunos nutrientes solubles en grasa.

Entonces el colesterol es necesario, pero debe estar equilibrado para que todas estas funciones puedan llevarse a cabo a nivel orgánico de la mejor manera.

Regulación en los niños

En relación a los niños, la alimentación adecuada tiene excelentes resultados, sin necesidad de usar remedios que pudieran afectar alguna otra función en ellos. Lo fundamental en esto es la nutrición y no tiene que ser aburrida si usamos la creatividad a la hora de preparar los alimentos de nuestros niños.

Alimentos naturales como frutas, verduras, arroz integral y harinas, grasas saludables como aceite de oliva extra virgen, granos, paltas, huevos sin sobre cocer, frutos secos, entre muchos otros, sin duda alguna harán que la tarea sea más equilibrada y rápida.

comida

Aquí compartimos una pequeña guía de alimentación para bajar el colesterol.

Antes del desayuno: un zumo de clorofila. Se prepara en la juguera con un puñado de lechuga o espinaca, más una manzana pequeña y perejil, todo licuado con un poco de agua purificada (no elimine la fibra).

Desayuno:

  • 1 a 2 huevos a la copa con 1 rebanada de pan integral, día por medio.
  • ½ palta con una rebanada de pan integral, día por medio.

Colación: una fruta a elección más un puñado de nueces o almendras.

Almuerzo: hay que variar cada día dando prioridad a las ensaladas de vegetales crudos, con un mínimo de 3 ingredientes, diferentes o bien mezcladas. Incluir siempre al menos un tipo de hojas verdes, una proteína y un carbohidrato complejo.

Proteínas: queso fresco, huevos, pescado, carnes blancas, algas, carnes magras de vacuno. No cerdo ni interiores, tampoco pates, jamones, embutidos como salchichas o hamburguesas.

Carbohidratos complejos: son de cadena larga y se absorben de manera lenta manteniendo los niveles de azúcar y energía estabilizados en el transcurso del día, ayudando a eliminar los ataques de ansiedad. Algunos son avena, arroz integral, granos: mote, trigo, cebada, quinoa; almidones: papas, camote, choclos, etc.

Merienda: 3 horas después de haber almorzado una pequeña colación como yogurt natural o yogurt de pajaritos, sin sabor ni endulzante, con frutas secas y miel, avena o frutos secos.

Líquidos: agua o jugos de frutas naturales.

Cena: 2 vegetales crudos como ensalada más el plato de fondo.

Cuando cocine no prepare alimentos fritos, sofritos ni use aceite vegetal hidrogenado. Para sazonar use el aceite de oliva. Si necesita sofreir puede usar aceite de coco o lecitina. Use sal de mar en reemplazo de la sal de mesa. Endulce con stevia pura, frutas o miel. No harinas blancas. Y no cubitos de caldos para saborizar los alimentos, use ajo, orégano, laurel, eneldo, etc.

Suplemento ortomolecular

  • Lecitina granulada actúa como emulsificador de grasas. Se puede usar mezclada en conjunto con la alimentación directa o suministrar una cucharadita antes de cada comida fuerte.
  • Niacina (vitamina B3) y un compuesto ortomolecular oral en base a vitamina C, té verde y L-lisina. Ambos deben ser entregados de acuerdo a las necesidades bioquímicas del niño.
  • Vitamina C (ácido ascórbico o ascorbato de sodio puro), que ayuda a restaurar el colágeno (cemento celular) y evitará nuevas placas de colesterol de alta densidad (LDL).

La base de todo son los buenos hábitos alimenticios, preparar jugos naturales, helados de fruta con miel, queques artesanales de harina integral y frutos secos, cocadas de almendra. En fin hay un sin número de recetas que usted realiza en su cocina y puede adaptar para su niño.

Hasta la próxima.

 

 

Anuncio

Send this to a friend