Boldo y cardo mariano para bajar las transaminasas

Las transaminasas son enzimas que se encuentran al interior de las células de órganos como el corazón, los riñones, el hígado o los músculos y cumplen una función importante en el metabolismo.

Anuncio

Las más importantes son la alaninoamino transferasa (ALT o GPT) y la aspartato aminotransferasa (AST o GOT) que se ubican en el interior de las células del hígado (hepatocitos). Cuando en un exámen de sangre se detectan niveles elevados de estas moléculas nos puede estar indicando que existe una lesión de las células hepáticas.

Hay muchas enfermedades del hígado que transitan con una elevación de las transaminasas en la sangre, aunque esto no siempre significa que la persona esté enferma y hay que buscar otros parámetros como: albúmina, fosfatasa alcalina, bilirrubina, Gamma GT y los factores: estilo de vida, dietas, consumo de alcohol o fármacos; e inclusive repetir los análisis unas semanas más tarde para descartar o confirmar una causa patológica.

Anuncio

Cuando se elevan las transaminasas no quiere decir que haya una enfermedad en sí, sino que es un síntoma que alerta de que podríamos tener un problema de salud, o una secuela pasajera por una alimentación inadecuada o a la exposición a tóxicos o ciertos medicamentos. Esto se detecta solo mediante exámenes ya que en el caso de que se presenten los síntomas, estos se deberían a la enfermedad de base que ha provocado el aumento de los niveles de la enzima.

¿Qué enfermedades se asocian al aumento del nivel de transaminasas?

boldooo

Una dieta rica en grasas, el consumo de alcohol, tomar determinados remedios, incluso un exceso de esfuerzo físico o un traumatismo muscular, también pueden elevar los niveles de transaminasas, que además varían en función del sexo, el índice de masa corporal, o la edad. No obstante, siempre hay que consultar al médico, porque este incremento podría ser un síntoma de una enfermedad como:

• Hepatitis B o C crónicas
• Esteatosis hepática (hígado graso)
• Mononucleosis infecciosa
• Alcoholismo
• Citomegalovirus
• Enfermedades sistémicas como las que afectan a la tiroides
• Hemocromatosis
• Litiasis biliar
• Enfermedad de Wilson
• Infarto de miocardio
• Anemia hemolítica
• Lesiones musculares
• Enfermedades del páncreas

Si los niveles elevados de transaminasas fueran un síntoma de una enfermedad, el tratamiento de dicha patología, contribuiría a normalizarlos; sin embargo, si esta anomalía no se debe a ninguna enfermedad podríamos seguir estos consejos para ayudar a bajar las transaminasas:

• Llevar una dieta equilibrada, dejando la ingesta de grasas y eliminando en un esfuerzo los alimentos procesados.

• Evitar los alimentos muy azucarados o muy salados.

• Cocinar de preferencia al vapor, al horno, a la plancha, hervido.

• Beber suficiente agua para mantenerse bien hidratado y así ayudar al hígado a eliminar las grasas.

• No beber alcohol.

• Aumentar el consumo de verduras y frutas.

• Tomar infusiones de plantas medicinales como son el cardo mariano o el boldo, que tienen propiedades de mucho beneficio para el hígado, siempre preguntando al médico por si hubiera una contraindicación en el caso particular de cada uno.

• Realizar ejercicios moderados regularmente, caminar 30 minutos al día.

• Si esta en sobrepeso o padece obesidad, acuda a un especialista para iniciar un plan de alimentación y actividad física que ayude a bajar de peso.

Debemos realizar grandes esfuerzos para poder mantener nuestro cuerpo saludable, grandes son las tentaciones para nuestro paladar, estar sanos solo depende de nuestra voluntad. Hasta la próxima.

Anuncio

Send this to a friend