Combate el insomnio con esta maravilla 100% natural.

La valeriana es una planta que actúa como un súper agente sedante, relaja el sistema nervioso y el cerebro, por lo que se suele recomendar a personas con trastornos del sueño, o para aliviar el estrés y la ansiedad.

Anuncio

Su nombre científico Valeriana Officinalis sin duda, es el tranquilizante natural más conocido en el mundo. Su uso principal tiene directa relación con los trastornos del sueño y su consumo es habitual, sobre todo, entre quienes sufren de insomnio.

Es una planta cuyo origen es europeo y se encuentra en ciertas zonas de Asia, aunque en la actualidad está muy presente en América del Norte. Se cultiva en las zonas húmedas y está tan repartido que se encuentran plantaciones en países dispares como Bélgica, Holanda, India, Japón, Colombia, Argentina y Chile.

Anuncio

Para elaborar productos que contengan dicha planta, lo que se emplea en la preparación es el aceite esencial que se obtiene de su raíz y que posee una potente acción sedante.

Dentro de sus propiedades ya dijimos que actúa como sedante, relaja el sistema nervioso y el cerebro. Esta planta no agota ni debilita a quienes la consumen, por lo que es totalmente recomendable ya que no es invasiva para el organismo.

También se recomienda para quienes sufren de estrés y ansiedad que se entrecruzan con otras reacciones como la histeria, dolores de cabeza, migrañas, dolores estomacales o hipocondría.

Asimismo alivia los síntomas de angustia, emotividad o tristeza, así como el nerviosismo. A la vez que ayuda a estabilizar el ritmo cardíaco, por lo que su ingesta puede estar recomendada para aquellas personas que padecen arritmias.

valeriana_600x314

También puede ser utilizada para tratar:

  • Dolores musculares y articulares.
  • Temblores leves.
  • Síndrome de fatiga crónica,
  • Depresión.
  • Trastorno de déficit de atención e hiperactividad.
  • Síntomas de los cólicos menstruales o los asociados con la menopausia como por ejemplo, los sofocos, bochornos o la ansiedad.

Es menos conocida su capacidad antiinflamtoria, pero gracias a ésta es usada en el tratamiento de enfermedades como:

  • Diverticulitis (inflamación de los divertículos que se producen en el colon).

 

  • Enfermedad de Crohn (inflamación crónica del intestino).

 

  • Intolerancia al gluten (celiaquía).

 

  • También se recomienda para aquella personas que están dejando de fumar o que están siendo tratadas por alcoholismo, ya que evita la ansiedad y el nerviosismo que conllevan dejar estos hábitos, al mismo tiempo que produce un sabor desagradable al mezclarse con el tabaco.

 

¿Cómo se toma?

Aunque lo más común son cápsulas, hay más presentaciones para el consumo de la valeriana.

Si opta por las cápsulas, debe saber que la dosis recomendada es de entre dos y seis pastillas, como máximo al día. Si  la ingiere para dormir, deberá hacerlo entre 30 minutos y dos horas antes de acostarse.

En extracto seco basta con consumir entre uno y dos gramos al día repartidos en dos o tres tomas.

En fluido se recomienda unas 15 a 20 gotas (entre 2 y 8 gramos) repartidas también en dos o tres tomas diarias, para conseguir el efecto deseado.

En aceite esencial un par de gotas repartidas también en dos o tres tomas diarias para obtener el efecto deseado.

Y en infusión hay que dejarla reposar durante cinco minutos y tomar entre dos y tres tazas al día.

Contraindicaciones

  • Se recomienda no mezclarla con alcohol ya que dicha combinación intensifica el efecto de somnolencia que genera la valeriana. De la misma manera no debe combinarse con medicamentos sedantes como los depresores del sistema nervioso central o benzodiacepinas, ya que ambas combinaciones también pueden incrementar en gran medida los efectos de somnolencia producidos por esta planta.

 

  • Tampoco debe combinarse con otras hierbas o suplementos que contengan propiedades sedantes como: el cálamo, la amapola californiana, la hierba gatera, el lúpulo, la melatonina o la salvia.

 

  • No debe ingerirse durante el embarazo, la lactancia ni en los niños menores de 3 años.

 

  • No debe aplicarse el aceite esencial de valeriana en niños menores de 10 años ni en personas que padezcan alergias respiratorias.
Anuncio