Combate los molestos herpes con cítricos y jugo de zanahoria más aloe vera

¿Quién no ha padecido las molestias de las aftas y herpes bucales?, pueden parecer inofensivas, pero la verdad es que ocultan estrés y bajas defensas. Hay varios tipos de llagas bucales que pueden manifestarse fuera o dentro de la boca, entre las más comunes están las aftas y herpes labiales.

Anuncio

Veamos qué son las aftas, son lesiones blancas o amarillas en el centro y sus bordes son rojos y se desarrollan en: la boca, mejillas, lengua, encías, labios y garganta. Se confunden con el herpes labial, que lo causa el virus del herpes, pero no son contagiosas. Un buen enjuague de agua con bicarbonato reduce el dolor y la hace desaparecer rápidamente.

Y el herpes es una úlcera que aparece como un conjunto de ampollas rojas y elevadas fuera de la boca, casi siempre alrededor de los labios, que estos sí son muy contagiosos, dolorosos y molestos, aparte de que estéticamente se ven muy feos.

Anuncio

¿Por qué se producen?

Las alergias, los traumas, el estrés, el tabaquismo, la deficiencia de vitaminas, de hierro e incluso la herencia, pueden contribuir a que una persona esté más propensa a padecer aftas, las que generalmente se sanan entre 7 y 10 días.

Los herpes se originan por un virus y una vez que nos infectamos con éste, permanece dentro del cuerpo, atacando cada cierto tiempo. Es increíble que las ampollas puedan volver a aparecer si usted ha sufrido un cuadro emocional importante, demasiada exposición a la luz solar, fiebres o alegrías.

Lo mejor para combatir estas llagas son las ¡hierbas y las frutas! Por sus propiedades medicinales no solo combaten el problema sino que lo erradican aumentando las defensas del cuerpo.

Ahora veremos qué y cómo aplicar o consumir para acabar con las molestas aftas y herpes:

• Jugo de aloe vera: vamos a utilizar sólo el gel transparente. No usaremos ninguna parte de la penca (partes verdes); la tomaremos en un jugo con zanahoria que nos aporta vitamina A, erradicamos el virus y reforzamos las defensas. ¿Cuánto usaremos? 8 zanahorias y un trozo grande de aloe vera (como referencia del tamaño de la palma de la mano), lo licuaremos y beberemos a media mañana (es decir más menos dos horas después de que usted se levante) sin endulzar con nada, agregue agua purificada a gusto de su consumo. El gel de Aloe vera es buenísimo para aliviar estas molestias.

herpes

También podemos aplicar el gel de aloe vera después de limpiar muy bien la lesión. Hágalo con colutorios de propóleo, éstos se preparan agregando 20 gotas de propóleo líquido, sin alcohol, en una taza de agua hervida fría. Y enjuaga su boca con este preparado.

• Naranja: hierva la cáscara de naranja en una taza de agua y use como infusión especial con el jugo de un limón en ayunas; asimismo aparte un trozo de cáscara y la parte blanca de ésta aplíquela sobre el afta.

• Frutas cítricas: excelentes para depurar el cuerpo, ayudan a limpiar la sangre, los intestinos y desintoxican nuestro cuerpo de elementos nocivos. Para mejor provecho tome jugo de frutas cítricas en ayunas. El más recomendado es el de naranja recién exprimido, para que conserve su vitamina C, con el jugo de un limón.

• Infusión de romero: hierva un puñado de romero en 200 ml de agua durante 5 minutos, deje reposar hasta que esté tibio, luego agregue el jugo de un limón más unas gotas de aceite de oliva extra-virgen. Beba en ayunas y antes de dormir.

• Ajo crudo: tome el diente de un ajo pelado en las noches, ojalá muy fresco para acentuar sus propiedades medicinales. Es importante que se tome en la noche con el té de romero o con el de caléndula (aunque sea en la mañana). El ajo junto con el limón y la cebolla son los antibióticos de la naturaleza, el ajo es el mejor bactericida y antiséptico que hay.

• Infusión de pétalos de caléndula: hervir un puñado de pétalos de caléndula en un vaso de agua por 5 minutos y deje reposar. Cuele el agua y agregue el jugo de un limón. Beba en ayunas todos los días hasta que sane o desaparezca el brote.

• Cebolla: machaque un poco de cebolla y el jugo que desprende aplíquelo encima del afta. Puede que arda, pero sanará rápidamente. Aplique el jugo de cebolla con las manos limpias, y beba después, el jugo de naranjas o mandarinas o el té de caléndula, cualquiera en ayunas.

Evite comer alimentos picantes, ácidos o salados. Coma solo alimentos fríos ya que los calientes pueden aumentar las llagas bucales y sus molestias. No consuma alimentos ricos en azúcar porque propiciarán que las bacterias se propaguen haciendo más difícil la curación de las aftas. Consuma yogur y alimentos con vitamina B, ácido fólico y hierro.

Comparte con tus amigas estos sencillos y económicos consejos, hasta la próxima.

Anuncio
Tags:

Send this to a friend