Hagamos algo por nuestro corazón, mira todo lo que él hace por nosotros.

El corazón late aproximadamente 100.000 veces por día y esta bombeando sangre constantemente. De hecho son casi 6 litros de sangre que pasan por el corazón más de 4.000 veces por día haciendo un recorrido de 154.000 kilómetros dentro de los vasos sanguíneos, esto equivale aproximadamente a 25.000 litros pasando por el corazón y los laberintos de los vasos sanguíneos cada día.

Anuncio

Ejemplo: una persona de 15 años ha procesado 460 millones de litros en su vida.

¡Asombroso verdad!

Anuncio
  • ¿Sabias que tu corazón solo descansa entre latido y latido? Este breve receso es lo que hace que el corazón pueda sobrevivir y rejuvenecerse.

 

  • El corazón es el menos comprendido y cuidado de todos nuestros órganos vitales de nuestro cuerpo. La medicina alópata trata diversos síntomas que presenta el corazón pero no las causas profundas de la enfermedad.

 

 

  • ¿Cómo podemos cuidar nuestro corazón? El mejor aporte que le podemos dar en cuidados a nuestro corazón es a través de alimentos biológicos y ejercicio, con el ejercicio aumentamos el aporte del aire fresco mejorando la oxigenación de nuestra sangre, así mismo debemos de tener especial cuidado con lo que ingerimos y con lo que pensamos ya que una preocupación o un pensamiento constante puede producir un gran estrés a nuestro corazón.

cora

  • ¿sabes de donde obtiene el corazón los nutrientes? El obtiene sus nutrientes del torrente sanguíneo entre latido y latido mientras bombea, además tiene sus alimentos favoritos:

 

  • Verduras y frutas frescas, o ligeramente cocidas.
  • Alimentos ricos en proteínas como las carnes magras, pescados lácteos naturales, nueces, almendras, huevos, legumbres, etc.
  • Aceites y grasas ricos en omega3, omega6 ejemplos de algunos de ellos aceites vegetales y aceites de pescado.

Debemos excluir de nuestra dieta todo lo que sean aceites hidrogenados ya que numerosas investigaciones comprueban su nocividad para el corazón y la circulación sanguínea.

Recuerda que el corazón no acompaña desde el primer pálpito de vida hasta el último alito de ella, es el principio y el fin.

Anuncio