¿SERA VERDAD QUE EL AGUA CON LIMÓN AYUDA A ADELGAZAR?

Vivimos en un constante afán de perder peso rápidamente incurriendo en dietas depurativas las que evitan de manera importante el consumo de proteínas y grasas para eliminar las toxinas del organismo. Pero, el agua con limón o limonada en ayunas, podría ser de gran ayuda a la hora de quemar grasas.

Anuncio

Ya hemos hablado muchas veces de los beneficios que tiene el limón para nuestra salud, sobre todo en su acción antibacterial, inmunológica y antiviral.

Todos sabemos que es un alimento que posee gran cantidad de vitamina C, por lo que tiene un alto número de propiedades antioxidantes lo que favorece la quema de materia grasa.

Anuncio

El agua de limón o limonada es una bebida diurética que ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo y debido a que son abundantes en minerales y vitaminas, fomenta a aflojar las toxinas en el tracto digestivo.

Pero cuando el limón es usado en conjunto con alguna dieta depurativa, el efecto rebote es inmediato, por lo que se hace necesario diferenciar lo saludable de los extremos, “ingerir limonadas o agua con limón en ayunas y en exceso durante el día podría ocasionar gran acidez aunque se combine con pimienta de cayena o canela para contrarrestar el Ph”.

No sólo el agua con limón o limonada es efectiva a la hora de limpiar nuestro organismo, existen otras aguas de hierbas que deben ser tomadas en su justa medida.

Todas las infusiones de hierbas son bienvenidas, pero podríamos destacar las más diuréticas como el agua de perejil, pelo de choclo y palitos de cereza. Todos los diuréticos naturales sirven para limpiar nuestro organismo, ya que contribuyen a eliminar líquidos con mayor facilidad”.

Errores a tener en cuenta

Estamos claros que el consumo de jugo de limón en cantidades moderadas ayuda a perder peso, pero algunas veces se relaciona al limón con dietas depurativas que no contribuyen en nada a la salud.

Las dietas desintoxicantes o depurativas son ricas en antioxidantes y vitaminas, pero prohíben el consumo de muchos alimentos, transformándose en dietas demasiado estrictas y de muy bajas calorías, por eso no se recomienda que sean por tiempos prolongados. Cuando se termina este tipo de dietas y se recuperan los hábitos alimenticios que se dejaron atrás, se recupera todo el peso perdido.

Por otra parte, ¿usted cree que tomar agua y no comer saludable ayudaría a mantenerse o bajar de peso? Claro que no, esta creencia es errada. Un estudio alemán publicado en The American Journal of Clinical Nutrition demostró que: aunque tomar agua por sí misma no ayuda a adelgazar; sí puede ser efectiva cuando se la ingiere en combinación con una dieta. ¿Por qué? …. Porque genera mayor nivel de saciedad y además contribuye a la aceleración del metabolismo. Se recomienda tomar 2 litros de agua cuando se realizan dietas hipocalóricas.

 

Coma sano

Elija una dieta balanceada baja en grasas y carbohidratos simples, prefiera los lácteos descremados, las carnes magras, el huevo, cereales integrales, frutas y verduras.

Y es que una alimentación correcta sin apresurarse por bajar rápidamente de peso, es la opción para mantenerse en forma y saludable.

Pero los pequeños detalles cuentan de manera importante a la hora de hacer dietas, estos son algunos consejos para bajar o controlar el peso:

  • Ingiera sobre dos litros de líquidos al día y de preferencia caliente o tibio.
  • Realice ejercicios por 30 minutos al día o al menos una hora por tres veces a la semana, no exigiéndose de sobremanera como dañarse algún ligamento.
  • Comer cada tres o cuatro horas. Las grande horas de ayuno favorecen el aumento de peso.
  • Mantenga una alimentación balanceada, restringiendo las porciones diarias de alimentos y los alimentos ricos en grasas y azúcares. Utilice platos más pequeños para alimentarse.
  • Evite las bebidas alcohólicas ya que son ricas en carbohidratos. Si es por una ocasión especial o social opte por una ración moderada de vino espumante o cerveza no licores destilados.
  • Si le da hambre en la noche, en vez de comer un dulce prefiera algún alimento rico en proteínas como leche descremada, yogur, una rebanada de jamón de pavo, etc.
  • Realice las compras en el supermercado después de haber almorzado o haber comida una colación, nunca ir con hambre a realizar las compras y tratar de ir siempre con una lista para evitar comprar por impulso.

¿Te gustó? Compártelo, hasta la próxima.

Anuncio

Send this to a friend