Remedios naturales

Equinácea fortalece tu sistema inmune.

La equinácea es una planta que nace espontáneamente en praderas de climas templados, y es muy utilizada como planta ornamental, alcanza más o menos un metro y medio de altura sus hojas son lanceoladas y su flor es de pétalos estrechos y alargados de color rosa o purpura con un botón amarillo, florece durante el verano y se recolecta cuando la planta tiene su madures.

¿En qué casos podemos usar la equinácea?

 

  • Para reforzar las defensas: es muy común encontrar la equinácea en pastillas que se utilizan para estimular el sistema inmunológico y combatir enfermedades causadas por la disminución de defensas.

 

  • Para tratar alergias: la planta, en tintura, en cocción, en polvo o extracto se usa para tratar enfermedades alérgicas y el asma.

 

  • Para la gripe: en este caso podemos utilizar la raíz de la equinácea y la utilizamos cocida para hacer gárgaras en casos de amigdalitis, faringitis y gripa.

mkmk

  • Cicatrizante: esta aplicada en vía externa se puede utilizar como antiséptico y cicatrizante, en llagas y heridas.

 

Preparación para tratar la gripa y dolores musculares.

 

Ingredientes:

  • 750 ml de agua.
  • 5 gramos de raíz de equinácea.

Preparación:

Triturar muy bien la raíz de equinácea y luego la llevamos a ebullición a fuego lento, se deja hervir por 30 minutos a fuego lento, luego colamos y bebemos bien caliente de dos a cuatro tasitas al día, debe ser conservada en un lugar fresco y por no más de 48 horas.

 

Nota: aunque no se conocen contraindicaciones, se recomienda no hacer tratamientos muy prolongados con equinácea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *