Remedios naturales

Neosporin tiene compuestos muy tóxicos, prepara tu propia crema con simples ingredientes!

Habitualmente para tratar cortes, abrasiones o raspaduras en la piel se utilizan ungüentos tópicos como Neosporin que están indicados para el tratamiento de infecciones bacterianas superficiales de la piel.

Aunque el Neosporin es un medicamento ampliamente utilizado, se debe prestar atención a su composición y tener en cuenta lo que ponemos sobre nuestra piel.

Los ingredientes de este medicamento incluyen sulfato de polimixina B, bacitracina zinc, sulfato de neomicina  y otros ingredientes que se asocian a una larga lista de efectos secundarios como  reacciones alérgicas, espasmos musculares, convulsiones, pérdida de audición, daño fetal, erupciones y urticaria entre otros.

Para evitar el uso de este medicamento u otros, y sobre todo, cualquier efecto secundario que pueda producir, hay abundantes ingredientes naturales que son igual de efectivos en cuanto a curación pero sin los temidos efectos secundarios.

A continuación le detallamos una receta para preparar un ungüento antibacteriano con ingredientes que nos ofrece la naturaleza y que contienen muchas propiedades curativas.

Este ungüento contiene una combinación de aceites con propiedades antivirales, anti-inflamatorias, antimicrobianas y antihongos, cera de abejas que protege a la piel contra las infecciones o hamamelis que ayuda a calmar la piel, entre otros ingredientes que hacen que este ungüento sea un potente  antibiótico natural.

ne

Ingredientes:

-1/2 c. aceite de coco.

-1/2 c. aceite de almendras, aceite de semilla de uva o aceite de oliva.

-1/2 c. de hierbas a su elección como manzanilla, caléndula, consuelda, lavanda u hojas de plátano.

-4 cucharadas de cera de abeja.

-2 cucharaditas de hamamelis.

-15 gotas de aceite esencial de lavanda o árbol de té (opcional).

Preparación:

Ponga las hierbas en un frasco de vidrio y vierta el aceite sobre las hierbas, asegurándose que queden cubiertas totalmente.

Ponga el tarro de cristal en una olla llena de agua hasta la mitad, y ponga a calentar a fuego lento durante 30 minutos removiendo frecuentemente.

A continuación retire y cuele.

Coloque el aceite colado en el frasco de nuevo en la olla con el agua, añada la cera de abejas y mezclar bien. Caliente a fuego lento hasta que se haya fundido completamente.

Retire del fuego y añada el hamamelis y mezclar.

Deje enfriar la mezcla y trasládela a un recipiente de su elección para almacenar.

Este ungüento se debe almacenar en un lugar fresco y oscuro durante un máximo de un año.

Utilice este ungüento sobre la piel para tratar raspaduras, cortes, quemaduras, dermatitis de pañal, piel seca, pie de atleta, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *