alimentación saludable

¿Sabias que la comida chatarra causa depresión?

¿Sabias que la comida chatarra causa depresión?

 

Para nadie es un secreto que la comida chatarra y otras comidas rápidas pueden aumentar el contorno de nuestra cintura. El problema es que este tipo de alimentación es adictiva y puede también perturbar nuestra química cerebral, dejándonos deprimidos y desanimados. Un estudio anterior publicado en el Journal of Clinical Investigation muestra que el consumo de comida procesada alta en grasa provoca daño al hipotálamo, que es el área responsable de los niveles de hambre, sed, y de los ciclos y ritmos naturales del cuerpo. Al producirle esta adicción, usted sentirá constante deseo de comer más, lo que lo dejará, a su vez, más deprimido y desanimado.

Círculo vicioso

Una ingesta constante de este tipo de comida es detonante de depresión.

Investigadores españoles de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria y la Universidad de Gran Canaria y la Universidad de Granada, España; le siguieron la pista a 8.964 personas que nunca habían sido diagnosticadas con depresión antes del estudio. Sin embargo, seis meses después, 493 fueron diagnosticadas con la condición –y muchas de ellas estaban incluso tomando medicamentos para tratarla.

Estas personas tenían en común una afinidad por la comida rápida y los productos de panadería, y quienes comieron más cantidad de este tipo de alimentos comerciales tuvieron un 51% más de riesgo de sufrir depresión, según el estudio publicado en el Public Health Nutrition.

Más aún, los investigadores encontraron que incluso pequeñas cantidades de este tipo de comida afectaba el ánimo de las personas.

222

Está más que claro que todos conocemos o hemos experimentado esa sensación de arrepentimiento e infelicidad tras darnos un atracón con comida chatarra, con dulces o con ambos. Pero esto va más allá; porque una dieta rica en carbohidratos refinados –sin mencionar azúcar- junto con grasas trans de vegetales no naturales, típicos en la comida rápida, pueden afectar de manera peligrosa la química cerebral.

Además cada vez que llenamos nuestro estómago con esos alimento NO le estamos dando a nuestro cuerpo los alimentos reales que necesita –incluyendo las grasas animales naturales y las vitaminas B presentes en carnes que, según se ha comprobado, ayuda  al ánimo y la memoria.

Por esta razón muchos estados depresivos se pueden vencer con sólo alimentarnos mejor y simplemente evitando comer comida chatarra, evitaremos estos estados depresivos.

Con el conocimiento de que la comida rápida o chatarra causa depresión, obesidad y otros innumerables problemas de salud, es tiempo de reevaluar nuestros hábitos alimenticios y realicemos cambios radicales en nuestro estilo de vida.

¿Te gustó? ¡Comparte! Hasta la próxima.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *